Medellín será sede de la Conferencia Internacional MES 2016, Acceso Universal a la Energía en América Latina, que se realizará en la Universidad Pontificia Bolivariana, entre los días 23 y 25 de noviembre.

El objetivo de la misma es el de proporcionar un escenario para que los participantes interactúen con académicos, actores del sector público y privado así como emprendedores locales e internacionales, y a su vez, puedan intercambiar lecciones aprendidas y experiencias de éxito.

Se busca canalizar esfuerzos hacia una difusión más sostenible y escalable del suministro de energía en Colombia y Latinoamérica, especialmente el acceso a fuentes de energía no convencionales confiables y financieramente asequibles que generen crecimiento económico sostenible y preserven el medio ambiente.

En Colombia, instituciones académicas han comenzado a trabajar de la mano con el sector privado para apoyar e implementar proyectos innovadores, adaptados al contexto local, con los cuales se pueda probar su sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Durante los días del evento se conocerán proyectos bajos en carbono, se presentarán casos de emprendimiento exitosos y se debatirán temas puntuales del sector. Al final de la jornada de cada día, la UPB ofrecerá visitas guiadas para visitar los proyectos: generadores solares fotovoltaicos, biodigestor anaeróbico de carga de vehículos eléctricos y centro de monitoreo y control

El Programa de Energía Limpia para Colombia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) apoya y participa de este evento a través de conferencistas y visitas de campo donde dará a conocer dos experiencias exitosas con el uso de la energía solar.

La primera de ellas, el domingo 27 de noviembre, se visitará el Proyecto Punta Soldado en Buenaventura, el cual es considerado como la primera alianza público privada con un sistema solar/híbrido en Colombia.

PROGRAMA DE ENERGÍA LIMPIA PARA COLOMBIA
Este proyecto, pionero en el país, incluyó la instalación de 280 paneles fotovoltaicos, así como la construcción de un cuarto eléctrico de baterías, tableros electrónicos y la adquisición de una nueva planta eléctrica para la solución híbrida en la población de Punta Soldado (Buenaventura). Además, la comunidad ha sido capacitada y hoy en día es la encargada de la operación efectiva de la central que provee de energía al 100% de la población.

Para el mismo día se tiene proyectada la visita al Proyecto MCH PALMOR, consistente en la repotenciación de la Micro Central Hidroeléctrica de Palmor ubicada en el municipio de Ciénaga, en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Este proyecto incluyó la puesta en funcionamiento de una segunda turbina de 150 kW, la reparación general de la antigua unidad y la instalación de redes eléctricas de última generación, más que doblando su capacidad a 275 kW. A través de él se benefician más de 1,900 personas quienes desde hace años han tenido que realizar acuerdos comunitarios para el “buen uso” de la energía, tomando en consideración que la capacidad de generación energética de la primera unidad de la MCH siempre ha sido limitado.