Una tendencia que nunca está “out”

La eficiencia energética está de moda. Su objetivo es la reducción del consumo de energía a través de buenos hábitos, además de optimizar procesos productivos. Es decir: producir más consumiendo menos energía.

Es la forma más rentable de bajar las emisiones de gases de efecto invernadero y reducir el uso de los combustibles fósiles. Por esto es que se dice que “la energía más barata es la que se ahorra”.

¿Cómo subirse al bus de la “eficiencia energética”? Fácil. Con pasos sencillos. Acá unas ideas: www.ccep.co/ahorro.