¿Para dónde – y en qué – vamos?

Artículo interactivo:
Contiene algunos vínculos al futuro.
Para acceder a ellos, haga click en las referencias.

Hablar del futuro, en otros tiempos, era cuestión de ciencia ficción. Hoy el presente para algunos es realmente el futuro – en ocasiones lejano – para muchos más. Si de movilidad se trata, basta con ver el siguiente video del Personal Rapid Transit (PRT) de Masdar City, en los Emiratos Árabes:

No es un render, ni una simulación. Es una muestra fehaciente de que el futuro se encuentra aquí y ahora. Sólo hace falta abrir los ojos para verlo. Además de ser deslumbrante y entretenida, la futurista ciudad del desierto, es la primera urbe 100% “carbono-cero”. Construida a partir del 2008, hace ya casi una década atrás, pone de manifiesto que esta humanidad es capaz de todo.

¿Para dónde vamos? Masdar City con sus medios de transporte ultra-modernos, ligeros y personalizados nos da pistas. La primera: hacia sistemas eficientes, no contaminantes. ¡La Energía Limpia es el camino!

Las grandes marcas lo saben: Tesla, a pesar de los problemas que ha tenido para cumplir con la promesa de entregar los más de 500,000 pedidos oficiales que tiene del Model 3, parece estar imparable. En dos días presentará al mercado su nuevo Camión Eléctrico.

Una interesante nota de USA TODAY (Who’s winning the electric vehicle race?) analiza a los demás competidores. Los reconocidos y legendarios, los que le están dando la pelea a la aún hoy, para muchos, inverosímil empresa de Elon Musk.

Volkswagen viene con solidez, acompañada de nostalgia visionaria, con la maravillosa ID BUZZ:

¿Quién no quiere montarse en una de estas?

Ya están por llegar al mercado los modelos eléctricos de Audi y Porsche, ambas marcas de Volkswagen.

Mercedes Benz, en adición a su EQ Concept espléndida línea eléctrica de la compañía, ha anunciado (¡Lean bien!) que a partir del 2022, a la vuelta de la esquina, todos sus modelos tendrán una versión eléctrica. Asimismo, se ha puesto en la tarea de pensar – y diseñar – el propio futuro con su proyecto Mercedes-Benz Future World: A Vision, al que, por cierto, pertenece la imagen que encabeza este artículo.

Por su parte, BMW lanzó su campaña (y estrategia corporativa): Number One-Next por medio de la cual todos sus automóviles tendrán la posibilidad de electrificarse.

Para Toyota el futuro ha llegado (Future has arrived) con el Concept-I.

Como si fuera poco, Volvo – ¡Abran bien los ojos! – sólo producirá carros eléctricos a partir de 2019: Volvo cars to go all electric. Así acabará, de una vez por todas en su histórica producción, con la era de los motores a combustión interna para dedicarse en su totalidad a la energía eléctrica.

Interesante. Claro está que, con tantos autos en las calles, ¿qué será de las vías, de la movilidad?

Foto: www.flyingkitemedia.com
Foto: flyingkitemedia.com

La imagen tomada de un excelente artículo de Flying Kite, no dista demasiado de la realidad; es tan sólo una re-interpretación de lo que está pasando en nuestras ciudades súper pobladas, o desbordadas. En varios casos, como sucede aquí en Colombia, no de gente, sino de vehículos auto-motores.

¿Qué soluciones hay en este futuro-presente? Unas, francamente increíbles, están en desarrollo como el Hyperloop, transporte de pasajeros y mercancías en tubos al vacío a alta velocidad con rutas viabilizadas para Canadá, México, Inglaterra, Emiratos Árabes e India, entre otros lugares:

Para algunos la respuesta a la congestión vial es aún más fácil: ¡Qué se abran las autopistas del cielo!, es lo que está sucediendo en los sitios más desarrollados del planeta. ¿Será el verdadero futuro de la movilidad (The future of mobility: Flying cars the answer to traffic woes)? Tokio, Japón, se prepara para los Juegos Olímpicos del 2020 con una flotilla de carros-voladores. En Dubái, Emiratos Árabes, en este momento, con un click en el teléfono móvil llega un UBER Chopper (Helicóptero) y se espera que en el 2020 salgan – literalmente – al aire los taxis-voladores en la ciudad. En San Pablo, Brasil, desde hace muchos años ya, los helicópteros urbanos surcan los cielos para evitar el embotellamiento: alrededor de 1,300 de estos viajes se realizan al día en la metrópoli suramericana.

Y, claro, ya viene UBER Elevate con el gran lanzamiento de sus naves previsto para 2020 en Dallas y Los Ángeles, Estados Unidos. ¿Cómo no?, ¡Serán vehículos eléctricos!

Sueños hechos realidad. Realidad de ensueño.

Es mejor que aterricemos. El cielo aún – y lo será por mucho tiempo – no es para todos; la idea tampoco es convertirlo en un gigantesco “trancón” aéreo. No todo en este progreso tecnológico desmedido es color de rosa. Antes de despegar, ya hay detractores, algunos con buenos argumentos: las iniciativas aéreas de UBER, por ejemplo, pueden ir en contra del urbanismo y, seguramente, a favor de la segmentación (The Anti-Urbanism of UberAir).

Está bien regresar a lo básico. Hoy y siempre el mejor medio de transporte seremos nosotros mismos. Las bicicletas cada vez toman más fuerza: tras dos siglos de rodar, están en el mayor auge de su historia. Y hacen parte de los mega-planes de este futuro:

Foto: CNN: Amazing cycle super highways making bikes the transport of the future
Foto: CNN: Amazing cycle super highways making bikes the transport of the future

El concepto que se encuentra en desarrollo en Londres, Inglaterra, es del famoso arquitecto Norman Foster. Así como esta mega-bicipista le dará vía a miles de ciclistas en la capital inglesa, en las ciudades que verdaderamente le apuestan al futuro se están construyendo ciclo rutas de todas las dimensiones y tamaños. Para la muestra, ente muchas otras, está la impresionante bici-vía elevada de Xiamen, China: Xiamen, Bicycle Skyway, la más extensa del mundo.

Hoy, más que nunca, es el momento de pedalear.

Patinar o rodar impulsados por la fuerza humana es una opción. También es bueno poner los pies en el suelo. Nada que hacer: “caminando se aprende en la vida”. De lejos, siempre que se pueda, los propios pies seguirán siendo el mejor transporte de todos, en el presente y en el futuro.

Este es apenas un puñado, espero que inspirador, de ejemplos sobre lo que viene. Un literal abre-bocas para aquellos que están interesados en ver más allá.

No en vano en la recién concluida Cumbre del Futuro de la Movilidad (Future Mobility Summit) de Tokio la pregunta que quedó en el aire fue: ¿Dónde estabas cuando el futuro comenzó? (Where were you when the future started?)

Total
10
Shares