Usar energías limpias es un negocio rentable

Invertir en energía limpia es otra forma de generar riqueza, y es básicamente lo que busca la Ley 1715 de 2014, que pretendiendo que en la producción industrial se afecte cada vez menos el medio ambiente, se fomenten la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias para la producción de energía.

A través de esta ley se ofrecen beneficios tributarios a las empresas que en sus procesos productivos utilicen Fuentes No Convencionales de Energía (FNCE) y una Gestión Eficiente de la Energía (GEE), que proviene de fuentes solar, eólica, biomasa, mareomotriz y geotérmica, entre otras.

Ver Publicación
Compartir