La otrora fría y paramuna capital de Colombia, por estos días se viste de verano. Con picos históricos de calor – hace poco la temperatura llegó a 25º grados Celsius – los ciudadanos tienen la sensación de estar en un lugar de clima templado. Alguien nos dice en la calle: “no demoran en construir piscinas por todos lados”.

De repente se va el sol y cae un aguacero “babilónico”. Ya no hay necesidad de piscinas; las calles, literalmente, se transforman en ríos.

El cambio climático, así algunos poderosos se empeñen en negarlo, es una realidad. No tiene reverso.

Importante tomar acciones para mitigarlo (aunque ese es un cuento aparte). En este momento lo que podemos hacer, como sugiere la inspiradora tonada de Bob Dylan “The times they are a-changin‘”, es adaptarnos a la nueva forma de vida. Y, en el mejor de los casos, ¿por qué no?, aprovecharlo.

Prueba contundente del Calentamiento Global; fuente: www.objetivismo.org

Tampoco se trata, como propone nuestro ciudadano de “a pie”, de construir piscinas, o de “mostrar cada día más piel”; menos aún de transportarnos en canoas. Sí de pensar en arquitectura sostenible, ahorro – y optimización – de recursos; en creatividad. Es hora de ser inteligentes.

En vez de “rostizarnos”, o de montar un negocio de bronceadores solares, llegó la hora de aprovechar el sol – ¡Y la radiación creciente! – que de la mano de tecnologías cada día más eficientes, puede transformar para siempre (esto en el mejor de los sentidos) a Bogotá.

¿Y qué tal, en vez de dejarla correr sin sentido, hacer un mejor uso del agua que nos cae del cielo?

“2,600 metros – o 25º grados – más cerca de las estrellas”, los dejamos con una pregunta:

¿Cuántos techos y terrazas sub– (o, simplemente, des-) utilizadas hay en la ciudad?

…y también con una idea californiana:

Google: Project Sunroof
Google: Project Sunroof

Caminen. Observen. Piensen. Ideen. Energícense.

Contáctenos: energizate@energialimpia.co / +57 (310 2132842)


Nunca olviden que pueden proponernos temas, ideas, discusiones; responder, analizar, corregir (es posible que los datos aquí publicados no sean totalmente veraces), dirimir; o, en términos prácticos, hacer lo que bien les venga en gracia con este canal creativo de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*